Suba de impuestos: “Lo votado de ninguna manera es una reforma de tono progresista”


Lo afirmó la Agrupación Rojo y Negro de AGMER. Marcaron que el texto aprobado es " una recarga tributaria al conjunto de los entrerrianos”. Exigieron a Urribarri escuchar “a los docentes peor pagos del país”. Paraná.(RN). Sigue sumando críticas la reforma tributaria sancionada de forma exprés por los legisladores oficialistas, al amparo de una iniciativa impulsada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Entre Ríos. Ahora, quien fijó posición, no solo ante el impuestazo sino también ante las paritarias convocadas para el próximo lunes, es la representación docente Rojo y Negro de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER). Tras ratificar que  la lucha del sector no alineado con el gobierno “se mantuvo intacta y presente durante 2013” cuestionó el inicio del nuevo año con “un incremento generalizado en todos los bienes e insumos y tributos que debemos afrontar la sociedad en su conjunto, a este panorama la devaluación del peso frente a la divisa dólar agrava la situación para quienes debemos afrontar cada mes con los mismos sueldos”.

“Las políticas de recaudación de los estados Nacional y Provincial han tomado una distancia que se torna hasta contradictoria, mientras a nivel nacional, se grava los automóviles de alta gama, con un costo mayor a los $250.000, la mayoría vehículos importados, en Entre Ríos, se distribuye pobreza, a través de gravar, bienes, que son para la subsistencia, no tiene parangón ni punto de comparación que la reforma votada en nuestra provincia recaiga, hasta en vehículos de $ 10.000, en todos los impuestos inmobiliarios, etc”, arremetió la Agrupación.

Y rechazó en duros términos la reforma tributaria del gobierno entrerriano: “Lo votado y promulgado en Entre Ríos socializó un impuesto donde el trabajador con salarios caídos, en el caso docente los más bajos del país, tribute, para pagarse su declarado aumento salarial, porque en los hechos, la última recomposición fue del 3 por ciento, a grandes rasgos 100 pesos por docente”. Y añadió: “Sin lugar a dudas la reforma tributaria aprobada hace unos días trae un aumento generalizado de los tributos y servicios que impactan directamente en el bolsillo de la clase trabajadora y las economías familiares, inclusive de las Pymes, no se entiende distribuir ingreso, con regresión”.

“Este nuevo impuestazo significó el incremento en rubros como inmobiliario, automotor, ingresos brutos, telefonía, televisión por cable además se agrega el aumentos  en el transporte urbano de pasajeros, 12% en los vuelos de cabotaje, 30% que se elevarán los seguros de los autos tras la suba de impuestos y como premio el primer día de enero suben los combustibles el 10% por ciento no hay límite para seguir la escalada de ajustes. Nuevamente será el pueblo, el que deba sufrir, en sus alicaídos bolsillos”, repudió. “Como dirigentes gremiales, pertenecientes a la agrupación Rojo y Negro  1º de Mayo en representación en Agmer CDC, dirigentes que no apoyamos con el voto positivo, esta reforma, debemos dejar aclarado, que lo que voto la legislatura, no es el proyecto de la CTA Entre Ríos, y que hay dos CTA, una cercana al gobierno y otra cercana a las necesidades de los trabajadores, para a la opinión pública se presentó así, consensuada, pero en los hechos, los legisladores y el poder ejecutivo, aprovecharon este proyecto y lo retocaron, distribuyendo, una recarga tributaria al conjunto de los entrerrianos, lo votado de ninguna manera es un reforma de tono progresista, por el contrario, carga la crisis sobre la espalda del pueblo trabajador”, advirtió.

Y señaló la Rojo y Negro: “Esperamos con expectativas el acuerdo de precios que se fijan en 170 productos, dos cuestiones cómo se respetan y quién garantiza su aplicación, a la vez que exigimos a los gobiernos provincial y nacional el control de provisión de los mismos”. Y añadió: “En este marco las palabras del gobernador alentando a la confianza y responsabilidad  de los dirigentes gremiales frente a las nuevas paritarias salariales que arrancan el 06 de enero resuenan como presión, desde los trabajadores queremos libertad en las demandas, la inflación real refleja que este año superará el 30%, además el propio gobierno reconoce este índice al incrementar en el mismo porcentaje los tributos que este percibe.  Ratificamos en un todo, los criterios de la Comisión de Salario de Agmer, todo aumento en blanco, y persiguiendo un horizonte salarial, que ronda los $ 300 diarios para un grupo familiar”.


Sobre el inicio de las paritarias, planteó: “Nuestras exigencias y aportes son muchas, volvemos a pedir al gobernador responsabilidad para no hundir más el salario docente, respeto del derecho a huelga y devolución de lo descontado por realizarlas. Que no negocie con la educación de los entrerrianos ni con la calidad de vida de los trabajadores. Que en la paritaria no escuche a la "dirigencia", como él dice, sino a los docentes peor pagos del país, que escuche a los docentes entrerrianos. Somos todos trabajadores que hemos defendido la democracia no sólo en asambleas y congresos, sino en las escuelas”.(RecintoNet)